Nutrición energética

La nutrición energética se apoya en la idea de que cada ingrediente posee determinadas características, que a su vez influyen en los patrones de energía de los seres humanos.

Nutrición energética para aumentar la vitalidad

nutrición energética para elevar la vitalidad

La nutrición energética parte de un principio básico: los nutrientes de los alimentos son únicos y su combinación puede aumentar la vitalidad. Si una persona basa su dieta en determinados nutrientes olvidando a otros, se producirá un desgaste y un desequilibrio corporal. En cambio, al elegir la comida según sus propiedades y las necesidades personales, el balance del organismo se da de manera natural.

Una vez que un especialista estudia las particularidades del momento vital de la persona, en ocasiones en contraste a estudios clínicos, se genera un plan alimenticio único. Al ingerir los alimentos, los seres humanos también incorporan a su cuerpo la energía que estos poseían. La comida deja de ser una fuente de calorías para realizar funciones y se convierte en un instrumento terapéutico, tan eficaz como un remedio o un fármaco.

¿Cómo se logra la nutrición energética?

Todo cambio alimenticio debe ser supervisado por un especialista. A veces suena sencillo incluir o eliminar cierto grupo de nutrientes. Sin embargo, si la persona lo hace sin las recomendaciones de un experto, corre el riesgo un padecer un desequilibrio.

El efecto energético de cada ingrediente varía en función de la mezcla de sabores. También afectan la temperatura que tengan, el orden en que se ingieren, el método de cocción y la química particular de sus moléculas. El objetivo es lograr un balance mental y físico. Desencadenar una reacción positiva en todos los órganos y aparatos del cuerpo humano, extrapolando los resultados también a un nivel emocional.

Beneficios:

  • Gracias a la nutrición energética es posible aumentar la vitalidad. Algo tan simple como la sensación de tener ganas de que comience el día o de ir a trabajar, puede verse afectado por los alimentos.
  • La persona gana autoconocimiento corporal. También se vive una sensación generalizada de bienestar, ya que se equilibra la química del cuerpo.
  • Cuando se gana vigor, automáticamente disminuye el estrés. La fatiga es reemplazada por la calma. Asimismo, se mejora la calidad del sueño.
  • La nutrición energética favorece a los procesos cognitivos. Todos los órganos del cuerpo humano se benefician, entre ellos el cerebro y todo el sistema nervioso.
  • Al eliminar alimentos procesados o nutrientes que no ayudan a las particularidades de un organismo, la persona gana salud. La frase “eres lo que comes” cobra más sentido que nunca.

Encuentra el mejor profesional de Nutrición energética

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?