Meditación sufí

El objetivo de la meditación sufí es liberarse de la dualidad del mundo, entendiendo que el universo es un todo unificado.

Meditación Sufí para encontrar la espiritualidad

Meditación sufí para despertar la consciencia

La meditación sufí proviene del sufismo, originado en Medio Oriente alrededor del siglo VIII. Tiene un vínculo profundo a las tradiciones islamistas. Parte de la premisa espiritual de que la verdadera esencia de cada ser humano va más allá de lo físico. Estamos conectados en todo momento y lugar a la divinidad de una manera noble, que a su vez es la base fundamental de todo en la vida.

Mediante un proceso introspectivo y la guía de un maestro, la persona va alcanzando niveles cada vez más profundos de conexión con su consciencia. Poco a poco se desvanece la ilusión del mundo material, que no es más que una secuencia continua de construcciones mentales que se transmiten de generación en generación. Una de sus facetas es dinámica, giros de baile con su respectiva indumentaria. Al girar el cuerpo, la mente sólo se concentra en ello.

Con la repetición continua de la práctica, la persona empieza a desapegarse de lo que mental y espiritualmente le estorba. Si bien el objetivo final es alcanzar la iluminación (o el despertar absoluto de la consciencia), en el camino se adquieren habilidades de auto-conocimiento que permiten disfrutar más de la vida y entregarse sin juicios a la verdadera esencia del Ser.

¿Quién puede practicar la meditación sufí?

No se requiere experiencia previa, sin embargo, una persona que ha desarrollado su espiritualidad puede encontrar esta práctica más amigable. Así como la ciencia reconoce el cuerpo físico, la meditación sufí se vincula directamente con el cuerpo energético. Se trabaja con cada uno de los centros de energía, vórtices de información distribuidos a lo largo de todo el organismo.

Gracias a la meditación sufí un ser humano puede aprender mucho sobre su propio ego y la naturaleza de su alma. Se contemplan los planos sutiles de la existencia desde la dimensión que se abre aquí y ahora. O bien, en el momento de la meditación.

Beneficios:

  • Mediante este estilo de meditación la persona experimenta una sensación de bienestar. La aproximación al mundo cambia, ya que se mueve o se sacude la energía vital. Esto implica profundizar en el autoconocimiento, en las emociones en su estado más puro, en la esencia divina.
  • Se superan bloqueos emocionales o creencias limitantes. Al movilizar la energía del cuerpo, la consciencia entra en diferentes estados. Es posible acceder a información guardada en el inconsciente y liberarla.
  • La persona se conecta con el momento presente, aquí y ahora. Esto a su vez abre la posibilidad de disfrutar más la vida.
  • La meditación sufí mejora la calidad del sueño, y también mitiga los síntomas de depresión y ansiedad. Los viejos patrones de pensamiento empiezan a desvanecerse. Se vive desde la introspección, el autoconocimiento y la empatía. La persona se siente completa, conectada todo lo que existe.

Encuentra el mejor profesional de Meditación sufí

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?